jueves, 27 de enero de 2011

Enema de café según el Dr. Max Gerson


Hervir 3 cucharadas soperas rasas de café molido de preferencia ecológico en un litro de agua (no de grifo) a fuego lento (se puede tapar la olla) durante 15 minutos. Colar, dejar enfriar (eventualmente completar con agua fría hasta obtener un litro) y ponerse el enema de café con el irrigador de 2 litros(se vende en farmácias, Artsana o Intersan) en la posición tumbada en el lado derecho, haciendo masaje de vientre en el sentido contrario a las agujas de reloj para facilitar la entrada.
Se recomienda guardar el café 12-15 minutos en el intestino para que se haga la absorción y el drenaje hepático. Para poder aguantar mejor quedarse tumbado en el lado derecho (preparar antes algunas mantas y un cojín en el suelo para no tener frio).
Para poder aguantar mejor el café en el intestino durante los 15 minutos se puede hacer antes una lavativa simple con agua (mejor mineral); asi el colon descendente está más vacio al poner el enema de café.
Después se puede evacuar y descansar unos minutos.
En algunos casos se puede producir acidez en el estomago después del enema (cuando el hígado está muy cargado, al empezar de ponerse enemas de café; después de algunos ya no pasará); un remedio muy eficaz es la infusión de menta (sin endulzar) que neutraliza los ácidos.
Este enema se puede hacer una o varias veces al dia en una situación puntual (al empezar con una dieta, cura, ayuno; en caso de un malestar agudo – alergia, gripe, resfriado, gastroenteritis, dolor de cabeza, contracturas musculares etc.), y de manera regular, una vez por semana o cada dos semanas. 

Para más información visitar la página web www.gerson.org o consultar el libro “La terapia Gerson” de Charlotte Gerson y Morton Walker, Ediciones Obelisco 2011